Lima - Perú, Lunes, 20 de Octubre de 2014

Buscar en:   Noticias    Licitaciones    Eventos

NOVEDADES

UNA OPERACIÓN SEGURA: RETROEXCAVADORAS



Las retroexcavadoras, llamadas también retroexcavadoras cargadoras, son unas máquinas accionadas por un motor de combustión interno montado sobre un tractor de llantas y con los componentes necesarios para realizar las tres operaciones básicas de trasladar, cargar y excavar.

Historia
Alrededor de 1951 se realizan los primeros prototipos del brazo que corresponde a la excavadora, los cuales eran accionados mecánicamente. Un año más tarde se implementa el accionamiento hidráulico y el brazo de la excavadora era montado sobre tractores agrícolas. Para 1958 se comercializan las primeras retroexcavadoras integradas en su totalidad, y que conjugaban los tres componentes principales: tractor, cargador y excavadora.

La inestabilidad de la máquina se presentaba en la acción de excavar y no en la acción de cargar y, para aumentar su estabilidad, se bajaba el chasis entero hacia la tierra. Después, la acción de bajar el chasis fue reemplazada por dos brazos o patas de estabilidad: al inicio fueron mecanismos telescópicos o eran atados con bisagras. En la actualidad son mecanismos hidráulicos (tipo cantilever) donde la superficie de contacto tiene dos opciones: una para tierra (tipos garras) y la otra para pavimento o asfalto (material de gomas para no dañar la superficie). También hay estabilizadores verticales. Estos componentes permiten que la excavadora pueda levantar más carga y realizar excavación más profunda con seguridad.

La pluma de la excavadora tiene dos movimientos: rotacional (180 grados), movimiento con el que cuentan todas las retroexcavadoras desde su aparición hasta la actualidad, y transversal (sideshift), instalado a partir de 1959 y aplicado hasta la actualidad en algunos modelos de retroexcavadoras. Contar con estos dos movimientos implica que la retroexcavadora tenga un rango mayor para la operación de excavación.

En cuanto a la fórmula de rodamiento, éstas máquinas cuentan desde sus inicios con tracción 4x2 y, a partir de los 80, la tracción 4x4 se generaliza en casi todas las máquinas. A partir de esta tracción también se aplican los modos de adicionamiento seleccionados por el operador, que puede ser 4x2 tracción delantera o tracción posterior. Asimismo, se introduce la opción del bloque del diferencial para salir o conducir en terrenos altamente cohesivos (barro, arena, agua) pero aplicado en conducciones de línea recta, no en curvas.

También las ruedas directrices son mejoradas, ubicándose la dirección en las ruedas delanteras, ventaja que la mayoría de máquinas actuales la tiene como equipamiento básico. A partir de 1991 se introduce la dirección en las ruedas posteriores, consiguiéndose cuatro maneras distintas de virar: dirección en dos ruedas delanteras (independiente); posteriores (independientes); dirección en las cuatro ruedas en sentido opuesto (para esquinas cerradas) y dirección en las cuatro ruedas en el mismo sentido (movimiento lateral de la máquina).

El freno de servicio cuenta con dos pedales que permiten una aplicación en tres modalidades: cuando se transita en pendientes y a altas velocidades se deben conectar los dos pedales para que frenen las cuatro ruedas; si se trabaja en vías ajustadas y a baja velocidad, se puede optar por seleccionar el frenado en las ruedas del lado derecho o el lado izquierdo, según donde vire la máquina para facilitar el movimiento. La conexión y desconexión de ambos pedales se realiza mediante una traba de accionamiento manual.

La pluma de la excavadora, frente a un estándar, también puede tener tres opciones: con instalación hidráulica para la conexión de una herramienta, brazo extensible (que aumenta en 1 m aproximadamente la longitud total) ó ambas características.

Funciones y aplicaciones
Las retroexcavadoras realizan dos principales funciones:

•Como cargador, desarrollando actividades de traslado, desprendimiento, carga y descarga de materiales. La herramienta es un lampón ubicado al frente de la máquina.

•Como excavadora realiza excavaciones por debajo del nivel de terreno; los usos mas comunes son: excavación para sótanos, cimientos, tendido de tubería, canales. Las paredes de dichas excavaciones pueden ser verticales, fondos lisos o aristas bien conformadas. El ciclo de operación es: excavaciones y carga; elevación y giro; descarga y regreso a la posición inicial. Los componentes de la excavadora son: pluma, brazo y cucharón que se encuentran en la parte posterior de la máquina.

Entorno del operador
El asiento del operador tiene dos posiciones; la primera es hacia adelante (el lado que da al cargador) que sirve para operar el cucharón; también sirve para desplazarse. A la izquierda del volante está la palanca de cambios. La segunda posición se obtiene rotando el asiento en sentido anti-horario y esto sirve para operar el brazo excavador. Los mandos para los movimientos del cucharón y pluma se realizan mediante dos palancas (mecánico) o mediante palancas tipo joystick (eléctrico).

Al lado derecho se encuentra el tablero de instrumentos y la mayoría de interruptores y luces testigos de funcionamiento.

Rendimiento máximo
En lo referente a la frecuencia de rotación del motor, ésta debe funcionar (en lo posible) próximo a la mitad de la frecuencia máxima, donde se obtiene un mayor par torsor y menor consumo de combustible. Trabajar con velocidades cercanas a la potencia máxima conduce a un desgaste prematuro de los elementos de rotación del conjunto del tren motriz, y a un consumo de combustible elevado.

No debe cavarse muy lejos de la base de la pluma, porque la fuerza del cucharón disminuye a medida que el brazo se extiende más allá de la articulación entre la pluma y el brazo. Se debe de evitar extender hasta el final el cucharón porque se desgastan los topes y existe el riesgo de que el brazo se doble.

Deben evitarse los movimientos bruscos con fuerza que pueden hacer que los estabilizadores se eleven y se bajen enseguida para dejar que el cucharón caiga rápidamente, porque pueden malograse los estabilizadores y las articulaciones debido a que están sometidas a altos impactos.

Si al momento de operar la excavadora no se llena el cucharón en una sola pasada (puede ser material pegajoso y duro), se puede aumentar el rendimiento haciendo una segunda pasada antes de girar y vaciar.

Buenos operadores
Todo operador de retroexcavadora debe ser capacitado y certificado para operar este tipo de máquina. La capacitación consiste en dos partes; la primera es la teórica, donde el operador de este equipo se debe leer todo el manual de operación y mantenimiento que el fabricante de la máquina entrega al propietario; una copia de este manual debe permanecer en la máquina para consultas del operador. La segunda parte es la evaluación de la destreza en la operación de la máquina y que debe ocupar el mayor tiempo.

Un buen operador es aquel que cumple con las recomendaciones que indica el manual de operación y mantenimiento de la retroexcavadora; cumple con las reglas de seguridad del lugar donde esta operando la máquina y siempre está atento al desempeño de la máquina, identificando sonidos o consumo de fluidos anormales.

Se deben anotar todas las observaciones en la libreta de control e informar cada evento anormal a la jerarquía superior al operador.

Mantenimiento
Para la conservación de las retroexcavadoras se debe aplicar un mantenimiento proactivo, que consiste en:

•Inspecciones pre-operativas a cargo del operador que se debe realizar por cada turno de trabajo (diario o cada 10 horas) y que consiste en verificar los niveles de aceites del motor, de transmisión e hidráulico, entre otras actividades básicas.

•Mantenimiento de la rutina que debe estar a cargo de mecánicos de campo o taller, donde la labor principal es la lubricación de todas las articulaciones de la retroexcavadora con una frecuencia de cada 10 horas o a diario. También se pueden incluir actividades adicionales dependiendo de las condiciones de trabajo; como por ejemplo, cada semana limpieza de filtros de aire.

•Mantenimiento preventivo, desarrollado por mecánicos de taller o campo, donde la labor principal es la de cambiar los fluidos (especialmente aceites) y filtros. Se realiza cada 250 horas, de acuerdo a las recomendaciones de fábrica.

No se deben operar las retroexcavadoras si no se ha cumplido con las actividades del mantenimiento proactivo.


BOLETIN
Suscribase Gratis a nuestro Boletín

VER Ultimo Boletin
publicado Nro. 319
HOME - ¿QUIENES SOMOS? - REVISTA - GUIA MINERA -SUSCRIPCIONES - PUBLICIDAD - VIDEOS - ACTUALIDAD - LIBRO DE RECLAMACIONES
EVENTOS - NOTICIAS -INTERNACIONALES - INFORMES TECNICOS - NORMAS LEGALES - LICITACIONES - NOVEDADES - CONTACTO
Tambien estamos en:
            
TecnologiaMinera.com es un producto de Casa Editorial Pull Creativo S.R.L.
Copyright@2001-2009 Todos los derechos reservados
Jr. Lloque Yupanqui 836 - Jesus Maria - Lima - Perú
Central Telefónica: 424-5000