Noticias

Cofide rechaza medida cautelar que permite a Minera IRL no pagar deuda de US$ 70 millones


Decisión del 14° Juzgado Civil y Comercial sentaría un peligroso precedente para cumplimiento de deudas

Cofide, el banco de desarrollo del Perú, presentó su oposición contra la medida cautelar genérica y fuera de proceso arbitral, otorgada a favor de la Minera IRL S.A. por el 14° Juzgado Civil y Comercial.

El Juez, el señor José Clemente Escudero López, a cargo del caso, deberá resolver la oposición en los próximos días.

En la oposición se pide que se deje sin efecto la medida cautelar que permitió a Minera IRL dejar de pagar la deuda por 70 millones de dólares que tiene con Cofide por un crédito puente otorgado en el año 2015.

La medida incluso prohíbe a Cofide el inicio de procesos judiciales para lograr el cobro de la acreencia.

Esta decisión del 14° Juzgado Civil y Comercial no solo es cuestionable e insólita, sino que sentaría un peligroso precedente para que cualquier empresa deje de pagar sus deudas contraídas con cualquier institución del sistema financiero.

Razones para impugnar
La impugnación presentada por Cofide se sustenta en que la medida cautelar no cumple con ninguno de los requisitos legales que se exigen para el otorgamiento de la cautelar.

También se sustenta en las graves irregularidades incurridas en su otorgamiento, como la incompetencia del Juez Escudero para dictar la cautelar, toda vez que las partes, en el contrato de préstamo, sometieron sus controversias a la competencia de los jueces de Nueva York (Estados Unidos) y no al Poder Judicial peruano.

Adicionalmente, Minera IRL habría anunciado una solicitud de arbitraje ante la Cámara de Comercio de Lima, a fin de llevar a Cofide a un arbitraje para seguir impidiéndole que cobre la deuda. Hasta el momento, esta solicitud no ha sido notificada a Cofide.

Cofide espera que el Juzgado responsable de decidir la oposición presentada actúe con arreglo a Ley y de la razón a Cofide como corresponde a su derecho y le permita cobrar la deuda, que perjudica al Estado, hasta el momento, en 70 millones de dólares.

Fuente: Andina