Noticias

Propuesta para vender activos de Doe Run por separado se impondría


En junta de acreedores. Aunque los inversionistas tienen mayor interés en la mina Cobriza, los trabajadores cuentan con un plan B para reactivar el complejo de La Oroya.

Los fracasos de las últimas subastas de los activos de Doe Run Perú (DRP) harían repensar la modalidad de venta y que ésta ya no sea conjunta sino que el Complejo Metalúrgico de La Oroya y la Unidad Minera Cobriza se puedan vender cada una por separado.

Según pudo conocer La República, esta sería la posición mayoritaria en la Junta de Acreedores de DRP, la cual es liderada por el Ministerio de Energía y Minas (MEM).

La junta ha sido convocada para el 15 y 18 de agosto y aunque puede ser suspendida hasta el 26 de este mes, esta modificación al convenio de liquidación está ganando consenso pues se prevé genere mayor competencia por cualquiera de los activos.

Otro punto que se trataría en la agenda de la próxima junta es la ratificación o cambio de liquidador, tarea que hoy recae en la empresa Dirige. Una de las posiciones en la junta es que Dirige sea removido pues arrastra 6 remates fallidos durante su gestión.

El pasado viernes los acreedores laborales (trabajadores) sostuvieron una reunión con el viceministro de Minas, Ricardo Labó, quien habría apoyado la decisión de la mayoría de acreedores para una venta por separado de las unidades.

Se debe recordar que en julio se realizó una ronda de tres subastas del CMLO y la UMC, las cuales fueron declaradas desiertas por falta de ofertas; ello a pesar de que recientemente el Ministerio del Ambiente adecuó y flexibilizó estándares ambientales, lo que hizo suponer que las ofertas por Doe Run no se harían esperar.

Escenario sin el CMLO
Si bien la propuesta de desempaquetar la venta de Doe Run Perú apunta a que ambos activos sean vendidos, es conocido que el apetito de los inversionistas ha estado posado siempre en la mina Cobriza.

Por ello, previendo ese escenario y para que el Complejo Metalúrgico de La Oroya no sea vendido como chatarra ocasionando despidos masivos, los trabajadores evalúan ejercer su derecho de adjudicación (el mismo que tiene cualquiera de los acreedores).

Para tal fin, los trabajadores informaron que el Colegio de Ingenieros del Perú (CIP) los viene asesorando para un posible reinicio de operaciones del CMLO y todo lo que sería la estrategia para su adjudicación.

Fuente: La República