Noticias

Glencore suma esta semana petróleo africano y zinc peruano


Los recientes anuncios de Glencore son la señal más fuerte hasta hoy de que la empresa está hambrientos por adquisiciones y crecimiento a medida que los negocios dejan atrás la crisis de las materias primas del 2015.

Incluso para el rey de las transacciones de bienes básicos Ivan Glasenberg, ha sido una semana muy ocupada.

Glencore Plc anunció dos adquisiciones, que potencialmente podrían alcanzar un valor de hasta US$ 2,000 millones, con pocos días de diferencia entre una y otra. Una para comprar una participación en una refinería de petróleo y estaciones de servicio de Chevron Corp. en Sudáfrica y Botswana, y la otra para aumentar su participación en la mayor minera de zinc de América Latina.

Es la señal más fuerte hasta la fecha de que Glencore y su multimillonario presidente ejecutivo están hambrientos por adquisiciones y crecimiento a medida que los negocios dejan atrás la crisis de las materias primas del 2015. También destaca la estrategia comercial divergente de la compañía en comparación con los principales actores Rio Tinto Group y BHP Billiton Ltd., quienes se han centrado en los dividendos y las recompras de acciones.

Glencore tiene “una opción de devolver efectivo a los accionistas o comprar activos que ellos crean que pueden entregar más que eso”, dijo Paul Gait, analista de Sanford C. Bernstein Ltd. en Londres. “Si usted es un accionista en Glencore, usted piensa probablemente que Ivan Glasenberg es un operador astuto que puede agregar valor en ese proceso.”

El viernes, la empresa suiza de productos básicos acordó comprar una participación de control en los activos de Chevron en el sur de África por US$ 973 millones. Los activos incluyen una refinería de 100,000 barriles diarios en Ciudad del Cabo y más de 800 gasolineras.

Fuera de la plataforma
Glencore comprará el 75% de la unidad sudafricana de Chevron y todo su negocio de Botswana a inversionistas minoritarios negros que ejercieron un derecho preferente. La firma planea apoyar al grupo de inversionistas negros, Off The Shelf Investments Fifty Six Pty Ltd., como socio técnico y financiero, según un comunicado.

Glencore podría traer un tercer inversionista al acuerdo, según una persona familiarizada con el tema. La empresa podría vender parte de su participación al otro inversionista para reducir el tamaño de su compromiso financiero, señaló la persona que solicitó no ser identificada. El operador suizo tiene la intención de limitar el gasto de capital neto en su negocio de petróleo a menos de US$ 500 millones en los próximos 12 meses, dijo en el comunicado.

La adquisición, junto con un reciente acuerdo en México para invertir en terminales y estaciones de combustible, parece indicar un giro en la estrategia de Glencore. Hasta ahora, la compañía había invertido en activos del sector de exploración y producción, como los yacimientos petrolíferos, para complementar su operación comercial. Tras significativas rebajas contables en campos petroleros de países como Chad, Glencore ahora está invirtiendo en actividades de refinación y distribución, como las estaciones de servicio.

El cambio se produce en momentos en que operadores de bienes básicos como Vitol Group BV y Trafigura Group han incursionado en el negocio a nivel global, con el fin de contrarrestar los menores márgenes en sus operaciones comerciales básicas. Las empresas ahora tienen cientos de estaciones desde Latinoamérica hasta África que sirven como tiendas de los productos que comercializan. El martes, Glencore también incursionó en el zinc de América del Sur con la firma de un acuerdo para aumentar su participación en la peruana Volcan Cia. Minera SAA. Adquirirá el 27% de las acciones con derecho a voto clase A de Volcan por US$ 531 millones. Puede aumentar su participación aún más a través de una oferta pública, con lo que el precio total podría ascender a US$956 millones.

Los precios del zinc se han duplicado a US$ 3,279 la tonelada métrica desde inicios del 2016, impulsados por cierres de minas y restricciones en China a la contaminación y la seguridad en las faenas extractivas. El mes pasado, el zinc a la vista se negoció con la prima más alta respecto de los futuros a 10 años, una condición llamada “backwardation” que representa una advertencia de que la demanda superará la oferta. Las acciones de Glencore cerraron en Londres con una baja de 0.9% a 366.90 peniques por acción. La acción ha registrado este año un alza del 32%. Peter Grauer, presidente de Bloomberg LP, es un director no ejecutivo independiente de Glencore.



Fuente: Gestión